La fuerza del equipo

pello-recortada

Estos días nuestra empresa ha recibido el peor revés de sus casi cuatro años de existencia. Pedro Gómez Damborenea, cofundador, piedra angular, líder de gabineteseis, nos ha dejado después de unos años de lucha ejemplar contra la enfermedad. Su familia, su esposa y sus tres hijos, ha perdido al eje que movía sus vidas. Esta empresa ha perdido a su líder. Y la sociedad, el mundo empresarial y el periodismo vascos pierden a una de las personalidades más brillantes de las últimas décadas. Todos le echamos ya de menos y le estamos agradecidos por la inmensa aportación y generosidad que ha entregado en sus casi 52 años de vida.

Ya no está y la primera pregunta que surge es: y ahora qué. En gabineteseis no lo hemos dudado ni un instante. Conseguimos crear un equipo, una piña. Pedro tuvo mucho que ver. Nos ha enseñado muchas, muchas cosas. Y nos ha impregnado de un espíritu que nos motiva y nos da fuerzas para seguir. Al principio no es fácil, hay que deshacer el nudo de la garganta. Pero sabemos lo que él haría: trabajar sin descanso desde el primer día. Y nos hemos puesto a ello.

Esta empresa comenzó a trabajar a principios del año 2013. Pudiera parecer que partió de cero, aunque en realidad contaba con el bagaje profesional de quienes la levantaron. Pedro era el líder, el faro. A mí me tocó el papel de apoyo, de escudero. En la trastienda había otros cuatro profesionales, socios y sobre todo amigos.

gabineteseis echó a andar así, con dos personas que buscaron aportar al mundo empresarial sus conocimientos en el ámbito de la comunicación, la estrategia y la reputación. Como en cualquier comienzo, por delante estaban los interrogantes propios de quien explora terreno ignoto. Pero el trabajo pronto dio sus frutos. Nos ganamos la confianza de empresas y asociaciones empresariales grandes, medianas y pequeñas. Con algunas personas de esas organizaciones, la relación ha ido más allá de lo meramente profesional.

Nuestra empresa creció. En poco más de tres años el dúo se convirtió en un verdadero equipo de siete personas, con presencia en Vitoria, Pamplona y Madrid. Hemos cambiado en número pero nada en valores. Seguimos creyendo en el compromiso con nuestros clientes, nos gusta formar parte de ellos y que nos sientan muy cerca. Creemos en la honestidad y en la lealtad. Y en el trabajo en equipo.

Pedro Gómez Damborenea estrenó este blog con un post que empezaba así: “No hay momentos buenos ni malos. Sencillamente hay oportunidades y no hay que dejarlas pasar”. Y lo terminaba: “Gracias por estos tres años y por los que vendrán”. Esos pensamientos siguen vigentes. gabineteseis ha tenido la suerte de contar con el mejor maestro y compañero posible. Como a su familia, también a nosotros nos había preparado para afrontar este duro momento. Sin darnos cuenta, en detalles casi imperceptibles, nos ha enseñado el camino para seguir sus pasos. Seguiremos trabajando, más duro si cabe, por la competitividad de nuestros clientes actuales y futuros, y por ayudarles en el no siempre sencillo terreno de la comunicación. Honraremos su legado.

Eduardo Ortiz de Arri

Socio Director gabineteseis

@EduardoArri1

Linkedin

www.gabineteseis.es

Anuncios

Cómo gestionar comentarios negativos en redes sociales

No me gusta

La presencia de una empresa en las redes sociales a través de perfiles corporativos supone hoy día una gran opción para hacer llegar a la comunidad de seguidores la actividad de la entidad. Para cualquier marca, obtener de manera directa el ‘feedback’ de los consumidores o clientes potenciales constituye una oportunidad única para testar si se está haciendo un buen trabajo.

Pero, ¿qué sucede cuando la respuesta de los usuarios sobre nuestra marca es negativa? ¿Cómo gestionamos este tipo de comentarios? Una correcta gestión de las opiniones negativas en redes sociales es fundamental ya que un error en estos casos puede dar lugar a una crisis de reputación online que acabe afectando al prestigio de la marca.

Trataremos de evitar una crisis de reputación con una correcta monitorización de mensajes y comentarios que los usuarios lanzan en las redes sociales. Si por diferentes circunstancias la situación de crisis llega deberemos actuar de manera rápida pero siempre con responsabilidad,  con una buena planificación, asumiendo los errores cometidos si los ha habido y manteniendo un hilo de comunicación constante con nuestra comunidad de usuarios.

Puntos a tener en cuenta a la hora de gestionar una crisis de reputación:

  • Una crítica negativa tiene una razón: detrás de un comentario negativo normalmente siempre hay un por qué: un servicio no prestado, un producto en mal estado…
  • Dar siempre una respuesta: no dar respuesta a un comentario negativo y mantenerse en silencio podría llevar a pensar que no nos importa qué se dice de nosotros, que no tenemos interés. La empresa siempre debe dar una respuesta de manera oficial.
  • Nunca borrar comentarios y bloquear cuentas: así como aceptamos los comentarios positivos, también debemos asumir las críticas negativas. Eliminar comentarios que no nos gustan puede ser incluso más perjudicial y enervar más al usuario.

No debemos olvidar que la correcta gestión de una crítica puede transformarse en una nueva oportunidad de promoción para la empresa, aumentando el compromiso de nuestro público con la marca. Lo ideal es que, además de una respuesta oficial a la crítica por parte de la empresa, sean los propios usuarios lo que salgan en su defensa y la refuercen.

María Celaya

www.gabineteseis.es

 

Los portavoces, ¿nacen o se hacen?

Post Dani

En el mundo de la comunicación saber trasladar la idea que quiere trasmitir la compañía de una manera clara resulta, en ocasiones, complicado, dependiendo de quién sea el interlocutor.

Es una habilidad que puede ser clave para triunfar en el mundo de los negocios. Elegir el portavoz o portavoces de las compañías va de la mano del éxito empresarial y, por tanto, una decisión que no debe tomarse a la ligera.

Como todo en la vida, hay personas con una capacidad innata para expresarse y, por lo tanto, para atender a los medios de comunicación y hacerles llegar el mensaje de una manera correcta. Pero no todo el mundo tiene esa capacidad. Por ello, es clave que las personas que van a ser imagen de la compañía trabajen este aspecto, para transmitir el mensaje con nitidez, claridad y concisión.

  • Interiorizar el mensaje: Los portavoces deben conocer perfectamente el mensaje de la compañía que deben hacer llegar a la opinión pública y deben creérselo, para transmitirlo de manera firme.
  • Confianza: A la hora de expresar la idea principal, debe mostrar confianza en lo que comunica, evitando todo tipo de frases vacías, recargadas y sin contenido. Comunicar con soltura y fluidez aporta credibilidad al mensaje. En muchas ocasiones, por tratar de embellecer el mensaje terminamos por lograr el efecto contrario, resultando cargantes y no lanzamos correctamente la idea.
  •  Conocer los medios: Debe conocer los distintos soportes y la importancia del tiempo en cada uno de ellos. En televisión y radio se premia la concisión, las ideas claras e ir al grano. Debemos evitar respuestas largas y enrevesadas que dificultan que se comprenda el mensaje. En prensa, por su parte, es vital que quede claro el mensaje y, con sutileza, hacérselo ver al periodista para que lo destaque. En este sentido, es fundamental conocer a la perfección qué puntos buscamos potenciar y destacarlos o citarlos siempre que veamos una mínima posibilidad.
  •  Mensaje no verbal: Los silencios prolongados o malos gestos pueden hacer perder la credibilidad del portavoz, por lo que, además, de tener interiorizado el mensaje, debemos cuidar mucho estos pequeños detalles que pueden tirar por tierra una perfecta comunicación. Una sonrisa a tiempo evita males mayores.

Para pulirlo y perfeccionarlo, es clave que los portavoces y directivos de las compañías se formen en esta materia, conociendo todos con claridad las ideas y mensajes que se han de transmitir para hacerlo llegar de manera concisa y directa a la opinión pública.

Cuidar hasta el más mínimo detalle en la comunicación del mensaje puede hacer que sea todo un éxito o el mayor de los fracasos.

Daniel Gil Larrayoz

Socio Gabineteseis

@danigillarrayoz

Linkedin

www.gabineteseis.es

Qué hacer y qué no hacer para implicar a los trabajadores en la estrategia online

redes-sociales-empresas

Comunicar, crear imagen de marca, vender, son tres de los objetivos que persigue una estrategia de comunicación online. Si nos fijamos, los tres miran hacia fuera, hacia el usuario o el consumidor.

Pero ¿qué oportunidades estamos perdiendo con esta visión única de la comunicación? Nos olvidamos de uno de los factores más importantes de una empresa: su capital humano. Las empresas son personas, y son sus trabajadores los que mejor pueden comunicar el valor de una marca.

¿Qué pueden decir mis trabajadores de mí? ¿Cómo pueden hacerlo? ¿Cómo lo controlo? Son preguntas frecuentes que tanto los gerentes como el equipo de comunicación de una empresa se hacen a la hora de elaborar su estrategia de comunicación.

¿Qué hacer?

  • Decide el canal adecuado para vender tu marca: No todas las redes sociales son las idóneas para tu empresa y tus objetivos. Linkedin es una red profesional, Facebook e Instagram están más ligadas al ocio y las relaciones, y Twitter es un canal de información. Según las herramientas elegidas dependerá el uso que hagan de ellas tus empleados y la manera en la que puedan interactuar con las cuentas corporativas. Por eso…
  • Redacta un manual de uso de las redes y forma a los trabajadores: Algunos de tus trabajadores tendrán perfiles personales pero otros no. Un manual de uso les ayudará a conocer el uso corporativo de las redes y a saber cómo pueden ellos involucrarse en la comunicación, pero…
  • Supervisa y monitoriza la participación de los trabajadores en los canales de comunicación: El manual debe ser también una guía de comunicación que aclare qué se debe hacer y qué no se debe hacer en los canales corporativos, pero siempre tiene que haber un responsable, normalmente es el community manager, que haga de nexo entre los objetivos de la empresa en redes y la participación del equipo.

¿Qué no hacer?

  • Obligar a los trabajadores a participar en las redes sociales: se puede invitar a los empleados a tomar parte de la comunicación de la empresa ofreciéndoles los instrumentos necesarios para facilitar esa participación, pero nunca se les debe obligar. Nadie, por involucrado que esté, se convierte en un prescriptor por obligación. Además tampoco podemos…
  • Ignorar la opinión de los trabajadores: la política de comunicación debe contar también con la opinión de los miembros de la empresa. Como parte del equipo y como usuarios de las redes, tienen mucho que decir. Y por último no debemos…
  • Pensar que la implicación de los trabajadores será para siempre. Igual que en la política de comunicación, es necesario actualizar las pautas de comunicación interna y animar a los empleados a participar de forma activa en los nuevos retos que ofrece de la sociedad de la información.

Patricia Burgo Muñoz

Socia Gabineteseis

@pburgom

Linkedin

www.gabineteseis.es

Tres años compitiendo

No hay momentos buenos ni malos. Sencillamente hay oportunidades y no hay que dejarlas pasar. Hace tres años nos embarcamos dos personas, Eduardo Ortiz de Arri y yo, con muchas ganas en un proyecto que pese a su corta vida marcha por buen camino y ha ido poco a poco creciendo: gabineteseis, una consultora especializada en estrategia, comunicación y reputación.

PYMAR, la empresa que agrupa a los astilleros privados españoles, Habic, el clúster de equipamiento, madera y diseño, Lazpiur o Sendaviva, enseguida confiaron en nuestro saber hacer. Celebramos nuestro tercer aniversario con ellos y con el resto de las empresas que han ido poco a poco confiando en nosotros y lo siguen haciendo. Siempre hemos dicho que nuestro objetivo es ser parte de los clientes y añadir un plus a su competitividad. Todo lo demás no tiene sentido.

En estos casi tres años hemos conseguido la confianza de más de una decena de empresas que creen en el valor de la reputación, en la comunicación, el marketing online, y el poder de las redes sociales para posicionarse en la nueva era de la información.

Trabajamos la estrategia, la comunicación y la reputación de nuestros clientes utilizando todas la herramientas (marketing online, redes sociales, medios de comunicación…) que nos da el mercado. Para cada caso aplicamos las soluciones que sean necesarias, pero tenemos muy claro que nuestro campo de actuación es fundamentalmente el sector privado, el principal motor de nuestra economía.

El mercado es duro para nosotros y para nuestros clientes, pero el mercado mayor o menor, siempre existe y hay que ser capaces de generar valor y no solo ruido. Creemos que hay muchas oportunidades y nuestros clientes de estos últimos años así lo han visto.

Bienvenidos a nuestro blog y a nuestra web renovada. En este espacio trataremos de acercar nuestro trabajo y nuestra pasión por la comunicación y le empresa, un binomio que se necesita y se complementa.

Somos un equipo con amplia experiencia e implicación. Eduardo, María, Daniel, Jesús María, Iñaki, Patricia, Juan Miguel, Beatriz y yo estamos dispuestos y nos implicamos. Gracias por estos tres años y por los que vendrán.

Pedro Gómez Damborenea

Socio Director Gabineteseis

www.gabineteseis.es