Qué hacer y qué no hacer para implicar a los trabajadores en la estrategia online

redes-sociales-empresas

Comunicar, crear imagen de marca, vender, son tres de los objetivos que persigue una estrategia de comunicación online. Si nos fijamos, los tres miran hacia fuera, hacia el usuario o el consumidor.

Pero ¿qué oportunidades estamos perdiendo con esta visión única de la comunicación? Nos olvidamos de uno de los factores más importantes de una empresa: su capital humano. Las empresas son personas, y son sus trabajadores los que mejor pueden comunicar el valor de una marca.

¿Qué pueden decir mis trabajadores de mí? ¿Cómo pueden hacerlo? ¿Cómo lo controlo? Son preguntas frecuentes que tanto los gerentes como el equipo de comunicación de una empresa se hacen a la hora de elaborar su estrategia de comunicación.

¿Qué hacer?

  • Decide el canal adecuado para vender tu marca: No todas las redes sociales son las idóneas para tu empresa y tus objetivos. Linkedin es una red profesional, Facebook e Instagram están más ligadas al ocio y las relaciones, y Twitter es un canal de información. Según las herramientas elegidas dependerá el uso que hagan de ellas tus empleados y la manera en la que puedan interactuar con las cuentas corporativas. Por eso…
  • Redacta un manual de uso de las redes y forma a los trabajadores: Algunos de tus trabajadores tendrán perfiles personales pero otros no. Un manual de uso les ayudará a conocer el uso corporativo de las redes y a saber cómo pueden ellos involucrarse en la comunicación, pero…
  • Supervisa y monitoriza la participación de los trabajadores en los canales de comunicación: El manual debe ser también una guía de comunicación que aclare qué se debe hacer y qué no se debe hacer en los canales corporativos, pero siempre tiene que haber un responsable, normalmente es el community manager, que haga de nexo entre los objetivos de la empresa en redes y la participación del equipo.

¿Qué no hacer?

  • Obligar a los trabajadores a participar en las redes sociales: se puede invitar a los empleados a tomar parte de la comunicación de la empresa ofreciéndoles los instrumentos necesarios para facilitar esa participación, pero nunca se les debe obligar. Nadie, por involucrado que esté, se convierte en un prescriptor por obligación. Además tampoco podemos…
  • Ignorar la opinión de los trabajadores: la política de comunicación debe contar también con la opinión de los miembros de la empresa. Como parte del equipo y como usuarios de las redes, tienen mucho que decir. Y por último no debemos…
  • Pensar que la implicación de los trabajadores será para siempre. Igual que en la política de comunicación, es necesario actualizar las pautas de comunicación interna y animar a los empleados a participar de forma activa en los nuevos retos que ofrece de la sociedad de la información.

Patricia Burgo Muñoz

Socia Gabineteseis

@pburgom

Linkedin

www.gabineteseis.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s